Rubén Darío para niños de siempre
Blog, Libros, Lira Lila para niños de siempre

Rubén Darío para niños de siempre

Rubén Darío para niños de siempre

En «Rubén Darío para niños de siempre» encontraremos el poema largo “El canto errante” del poeta nicaragüense.

Biblioteca de autor de Rubén Darío» en la biblioteca virtual Miguel de Cervantes.

Contenidos de esta página

Biografía

Rubén Darío

(Nicaragua, 1867-1916)
De él se ha dicho que fue el Bolívar de la poesía hispanoamericana; la revolución literaria que lideró produjo la liberación del lenguaje español que se hablaba y escribía en el continente americano con respecto de la tradición ibérica. Esta revolución lingüística se realizó, claro, con el concurso de otros poetas de diferentes naciones hispanoamericanas; José Martí en Cuba, el colombiano José Asunción Silva o el mexicano Amado Nervo, por citar apenas tres de ellos.

La intención era que nuestros modos de expresarnos, oralmente o por escrito, estuviera de acuerdo con nuestras maneras de sentir, pensar o expresarnos, y no solo con las convenciones o tradiciones propias de la España de la época. Para ello, se experimentó con ritmos, sonoridades, vocabulario y modos de componer tomados de otros idiomas, como el francés o el inglés, o de tradiciones orales y musicales de cada región.

Rubén Darío es autor, así, de una obra poética bastante variada, pero a la vez universal. Contribuyó a que cada pueblo y también cada persona, buscara una manera de expresarse auténtica, recurriendo al mismo idioma, y que esta manera original de ser y manifestarse pudiera compartirse con otros humanos, no solo hispanohablantes sino de otras lenguas y lugares. Este ideal anima a su poema “El canto errante”, que publicamos en este libro para niños de siempre. En este el “cantor” que viaja por el mundo cumple con la labor de conducirnos poéticamente por la realidad donde convivimos con otros, semejantes pero diferentes, estableciendo la Armonía, entendida como la comunión de lo diverso.

Fragmentos de «El canto errante»

Ilustraciones: Juan Carlos Silva Prada.

Deja un comentario